- - - - - -
Miércoles, 19 Diciembre 2018
A+ R A-

LA REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA

LA REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA

 

La Restructuración Cognitiva, fue desarrollada e introducida en la literatura psicológica en el año de 1958, por Albert Ellis. A través de las décadas fue ampliado y profundizado por los practicantes de la TREC y posteriormente por la escuela de Aaron Beck. Actualmente se aplica a una gran variedad de poblaciones, entre ellas, adolescentes, niñas y niños de edad escolar, y poblaciones esquizofrénicas, con modificaciones técnicas importantes, aun en desarrollo.

El primer paso para comprender la utilidad de esta técnica es reconocer la importancia que tiene aquello que se piensa en las emociones y en la manera de actuar. Las personas tienden a interpretar de forma diferente una situación conflictiva. Estas variaciones dependen de factores individuales (las experiencias anteriores, los propios miedos, las expectativas personales, etc.). Las maneras diferentes de ver una situación llevan a sentir diferentes emociones (miedo, seguridad, etc.) y a que las formas de comportarse ante la situación también varíen.

En definitiva, la forma en que se interpreta una situación influye de forma determinante sobre cómo se vive y, por lo tant,o sobre el estrés y la ansiedad que se padece.

 

CONCEPTO

Lo que piensa una persona incide de forma directa en su estado emocional y en su conducta. Para poder hacer frente al estrés y controlar su incidencia es importante controlar lo que se piensa delante de situaciones conflictivas.

La reestructuración cognitiva es una técnica psicológica, cuyo objetivo es identificar, analizar, y modificar las interpretaciones o los pensamientos erróneos, que las personas experimentan en determinadas situaciones o que tienen sobre otras personas.

IMPORTANCIA DE IDENTIFICAR LOS PENSAMIENTOS INADECUADOS

Las personas están constantemente inmersas en un diálogo consigo mismas, aunque no siempre se den cuenta. Una persona puede creer que no está pensando nada en una determinada situación, ya que los pensamientos han estado tan bien aprendidos que llegan a hacerse automáticos (como sucede en algunos actos como conducir un coche o caminar). Esto, en general, es positivo, sería imposible estar continuamente pendientes de los pensamientos. Aun así, cuando inciden negativamente en la manera de sentir o actuar, es necesario identificarlos para poderlos modificar.

Es importante identificar los pensamientos inadecuados rápidamente para evitar que nos invadan y para cortar círculos viciosos.

 

TIPOS DE PENSAMIENTOS

Los pensamientos se pueden clasificar en:

  1. Pensamientos adaptativos:Son objetivos, realistas, facilitan la consecución de los propósitos y originan emociones adecuadas a la situación.

 

  1. Pensamientos neutros:No interfieren ni inciden en las emociones ni en el comportamiento ante una situación.

 

  1. Pensamientos no adaptativos: Distorsionan la realidad o la reflejan parcialmente, dificultan la consecución de los objetivos y tienden a originar emociones no adecuadas a la situación.

En general los pensamientos no adaptativos tienden a:

  • Extraer conclusiones generales a partir de un pequeño detalle, un hecho aislado o un único incidente. 
  • Interpretar cualquier hecho o situación de manera extremista o sin término medio. 
  • Juzgar cualquier situación a partir de valores dogmáticos (prejuicios). 
  • Culpabilizarse a uno mismo de los errores ajenos o culpar a los otros o a las circunstancias de los errores propios. 
  • Intentar probar continuamente que nuestro punto de vista es el único correcto. 
  • Exagerar las consecuencias de algún acontecimiento desafortunado. 
  • Minimizar o infravalorar las propias capacidades, etc.

EVALUACIÓN, ANÁLISIS Y RACIONALIZACIÓN DE LOS PENSAMIENTOS

Una vez identificados los pensamientos, se tienen que analizar. El último paso del procedimiento es la búsqueda de formas alternativas de interpretar la situación que reflejen de manera inadecuada la realidad. Es muy importante tener claro que no se trata de engañarse, sino de ver las cosas de la forma más realista posible para afrontarlas adecuadamente.

Los pensamientos alternativos son las conclusiones de la reestructuración. Una vez obtenidos se pueden utilizar como auto instrucciones, es decir, aquello que una persona se dice a sí misma en el momento en que le invaden los pensamientos no adaptativos y que ayudará a ver la realidad de una forma más objetiva.